Este en realidad fue el primer objeto del catálogo de Messier descubierto por el mismo Charles Messier en 1764. Él lo confundió con una nebulosa sin estrellas. No lo registró sino hasta 1784 cuando William Herschel pudo observar estrellas individuales con su telescopio mejorado, así se supo que es un gran cúmulo globular de estrellas. Hoy sabemos que contiene más de 500.000 estrellas y 800.000 masas solares en su conjunto. Muchas de las estrellas no son visibles ni con telescopios grandes debido a que se han convertido en enanas blancas y estrellas de neutrones que son muy pequeñas para resolverlas.

M3 es un cúmulo de estrellas destacado ya que contiene el mayor número de estrellas variables que cualquier otro cúmulo conocido. Las estrellas variables tienen la característica que su brillo fluctúa con el tiempo, algunas pueden variar en días y otras casi en años. Dentro de este tipo de estrellas existen algunas especiales donde la variación de su brillo está relacionado con su luminosidad intrínseca y esto es muy bueno debido a que permite saber mediante una relación matemática la distancia a la que se encuentra esa estrella de nosotros. Son una de las mejores medidas de distancia de los objetos de espacio profundo a nosotros. En este caso M3 contiene 274 estrellas variables!

La imagen mostrada corresponde a una composición de imágenes del Telescopio Espacial Hubble en luz visible e infrarroja. M3 está ubicado a 34.000 años luz de distancia en la constelación de Canes Venatici. Tiene una magnitud aparente de 6.2 lo que permite observarlo a simple vista en una noche despejada de Luna Nueva. Una pequeña ayuda con un par de binoculares nos mostraría una "bola de nieve" y con un telescopio de apertura de 150mm en adelante se pueden empezar a resolver sus estrellas.

Imagen: NASA, ESA, STScI and A. Sarajedini (University of Florida)