Hija y discípula de Teón de Alejandría, matemática, filósofa y astrónoma ¿sabes quién es? Hoy en nuestro #astrodatos te traemos a Hipatia! conocida como una de las primeras mujeres científicas y lo más importante la primer mujer astrónoma! Claramente no fue una tarea fácil ya que Hipatia nació en el año 350 d.C. en Alejandría, Egipto. Imagínate la situación de las mujeres en esa época, además de la tecnología que se manejaba.

Nuestra astromaniaca de hoy escribió sobre la astronomía e hizo mejoras sobre los astrolabios, instrumentos antiguos que ayudan a determinar posición y altura de las estrellas.

 

Estos instrumentos fueron usados por científicos y astrónomos quienes también los llamaban "buscador de estrellas". 

Ninguna de sus obras existen hoy en día pero son conocidas por medio del trabajo de sus discípulos. Así se sabe que realizó la revisión de las tablas astronómicas de Tolomeo, confeccionó un planisferio o actualmente llamado carta celeste, libros de aritmética e incluso instrumentos de medida de variables físico-mecánicas como un destilador y un hidrómetro.

Hipatia, a quien consideramos la primera mujer astrónoma luchó para abrirse camino en el campo de la ciencia  y logró obtener reconocimiento, pero esto no fue fácil ya que tuvo que renunciar a su matrimonio para luchar por sus sueños e intereses. Este gran carácter se lo podemos atribuir a su padre que era al igual que ella matemático y astrónomo y desde que era  pequeña se preocupó porque su hija fuera un "ser humano perfecto" por lo que se encargó que recibiera una educación científica completa.

Lastimosamente nuestra astromaniaca fue asesinada, las causas no están 100% comprobadas pero se dice que al tener este tipo de conocimientos y reconocimientos en la época la iglesia la trató como pagana por lo que al negarse a traicionar sus ideas fue asesinada. 

A pesar de su triste muerte, sus esfuerzos, estudios y conocimientos no quedaron en el pasado por lo que el día de hoy le damos el reconocimiento como la primera astromaniaca. 

Gracias Hipatia!