Yuri Gagarin, el primer hombre en el espacio.

Nació el 9 de marzo de 1934 en el pequeño pueblo de Klúshino cerca de Gzhatsk, óblast de Smolensk, actual Rusia. Era el tercero de cuatro hermanos; de padre carpintero, su hermana mayor fue la encargada de cuidarle mientras sus padres trabajaban. A Gagarin le describían como un chico inteligente y trabajador.

Yuri fue obrero en la industria metalúrgica hasta 1954, año en que se apunta en el aeroclub de la ciudad de Sarátov. Aprendió a pilotar un avión ligero, una afición que cada vez se hizo más intensa. Al parecer era un gran seguidor del rugby ruso, y por ello quiso posteriormente que los reclutas de la Academia practicasen el deporte del balón oval. Elena Gagarina, hija de Yuri Gagarin, afirma que la vocación de piloto le surgió a Yuri durante la Segunda Guerra Mundial, cuando un avión soviético fue derribado sobre su pueblo y Gagarin junto con otro compañero rescataron al piloto y mantuvieron oculto de los nazis hasta que otro amigo vino a buscarlo en otro avión. También la influencia de un profesor de matemáticas que luchó con el Ejército Rojo del Aire durante la Gran Guerra Patria, fue un hecho que impresionó al joven Gagarin.

Se graduó en 1955, en la Escuela Técnica de Saratov, en cuyo aeroclub asistió a clases de vuelo. En 1957 ingresó en la Academia de las Fuerzas Aéreas en Oremburgo, en los Urales, y alcanzó el grado de teniente, tras finalizar sus estudios técnicos, entró en la Escuela Militar de Pilotos de Oremburgo.

Gagarin

Durante su estancia en la escuela conoció a Valentina Goriácheva, con la que se casó en 1957, después de conseguir sus alas de piloto. Este mismo año el Gobierno soviético realiza grandes hitos en la exploración espacial, adelantándose a los Estados Unidos al poner en órbita el primer satélite artificial, el Sputnik 1, el 4 de octubre, y el 3 de noviembre poniendo en órbita el Sputnik 2 con Laika, el primer ser vivo en el espacio.

Poco después, en 1959, Yuri se presenta como candidato al arriesgado programa espacial del Gobierno soviético.

En 1961 fue elegido para el cuerpo de cosmonautas de la URSS, y el 12 de abril de ese mismo año fue lanzado a bordo de la nave espacial Vostok 1, que le llevó a distancias comprendidas entre los 180 y los 327 km de la superficie terrestre. La pequeña cápsula esférica, de poco más de dos metros de diámetro, sobre cuyos movimientos el cosmonauta apenas tenía control alguno, entró en órbita alrededor del planeta a una velocidad de 28.000 km por hora, durante casi hora y media, tiempo en el cual el vehículo llegó a dar dos vueltas a la Tierra y convirtió a Gagarin en el primer hombre que alcanzaba el espacio exterior.

Durante la maniobra de aterrizaje decidió permanecer en el interior de la cápsula, sin activar el asiento eyectable que le habría evitado el impacto final de la toma de tierra. Culminó su misión con éxito, y aterrizó indemne en el lugar previsto y en territorio soviético.

Con esta hazaña, la URSS volvía a adelantarse a sus rivales estadounidenses en la competida carrera espacial y lograba un importante éxito propagandístico. El protagonista de los acontecimientos, Gagarin, fue condecorado con las más altas distinciones de su país y ascendió al grado de coronel. Convertido en un héroe nacional de la URSS y en una leyenda de la astronáutica mundial.

Extraido de: EduRed

Comentarios (0)

Productos añadidos a tu lista de deseos
Producto añadido para comparar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y recoger datos estadísticos sobre el uso de nuestra web. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.