Fue descubierto en 1702 por el astrónomo alemán Gottfried Kirch, M5 es uno de los cúmulos globulares más viejos de nuestra galaxia La Vía Láctea. Tiene una magnitud aparente de 6.7 y se encuentra a 25.000 años luz de nosotros, en la constelación de la Serpiente. Con un par de binoculares de mediana potencia podrás observarlo como una nube difusa de luz.

 

 

Esta imagen capturada por el Telescopio Espacial Hubble nos deja ver gran detalle como la inmensidad de estrellas que contiene. La imagen es una composición de fotografías en el visible y el infrarrojo que permite aproximar el número de estrellas a 100.000! La mayor parte de estrellas tienen una edad de 12.000 años pero tambien contiene algunas jóvenes que añaden algo de vitalidad a esta vieja población de estrellas.

Se cree que las estrellas de los cúmulos globulares nacen en la misma época y envejecen juntas. Las de mayor masa gastan su combustible muy rápido por lo que son las primeras en morir dejando espectaculares explosiones de supernova, este proceso no les toma más de un millón de años. Así que este proceso se repitió y tuvo que dejar a M5 solo con estrellas de baja masa muy viejas.

Sin embargo, se han descubierto estrellas jóvenes y azules entre las antiguas estrellas. Los astrónomos piensan que esto se debe a la gran agrupación en la que se encuentran; la alta densidad de ellas pudo llevar a colisiones teniendo como resultado fuertes explosiones de las que se reagrupó el gas primordial que forma nuevas estrellas.

 

Créditos: ESA/Hubble & NASA